TÉCNICAS PROFESIONALES PARA MEMORIZAR TEXTOS COMO ACTOR

Algo que haremos, sin duda, como actores o actrices a lo largo de nuestra carrera, será memorizar constantemente textos.

Saber perfectamente las frases de nuestro personaje es fundamental para poder interpretar, ya que si no se domina el texto en lugar de escuchar y reaccionar a los otros personajes, lo que haremos será pensar y recordar nuestras siguientes frases. Por tanto, las emociones que necesita nuestro personaje no saldrán a la luz ya que nuestro cerebro estará pensando en el texto y realizaremos una interpretación poco creíble.

Aprender el texto perfectamente nos dará libertad como actores y actrices a la hora de ensayar y jugar para encontrar al personaje.

Memorizar guiones es cuestión de práctica, por eso te recomendamos estudiar textos regularmente.

PASOS PREVIOS A LA MEMORIZACIÓN DE GUIONES TEATRALES O CINEMATOGRÁFICOS

ANÁLISIS DE TEXTO:

Lo más importante ANTES de pasar a la memorización, es analizar perfectamente el texto. Saber qué estamos contando, qué línea de acción sigue nuestro personaje, qué intenciones tiene, qué quiere conseguir, cuál es su subtexto…  (Puedes visitar nuestro post sobre cómo analizar un texto)

Las palabras en sí no son importantes, lo que tiene importancia es lo que provoca su aparición. Si solamente aprendemos las frases, estaremos respondiendo a un pie en lugar de a un estímulo. Si como actores nos relacionamos adecuadamente con el estímulo que recibimos (el cual nos provoca para hablar), somos conscientes de la verdadera importancia que tiene para nosotros ese estímulo y respondemos a las consecuencias que nos provoca, será inevitable que demos una respuesta verbal adecuada y creíble. 

Si por el contrario, no nos dejamos afectar por los estímulos que recibimos y sólo estamos atentos a nuestro pie; nuestras frases entonces, no estarán provocadas por nada sino que serán frases vacías. Y entonces, nuestra mente entrará a formar parte del juego, indicándonos cómo deberían sonar ciertas frases para que tengan sentido, provocando de este modo entonaciones premeditadas y estudiadas, carentes de verdad. 

ANÁLISIS DE ESCRITURA: ESTILO Y FORMA

También, es muy importante tener en cuenta la forma en la que está escrito el texto. Qué signos de puntuación tiene (no es lo mismo un punto y seguido que uno y aparte), si hay signos de exclamación, número de párrafos, las pausas…
Todo ello te ayudará a averiguar el arco dramático que sigue tu personaje, te dará pistas sobre la evolución que experimenta tu personaje a lo largo del monólogo o escena. El personaje debe transformarse de principio a fin como consecuencia de lo vivido, por tanto, indaga los cambios que experimenta, qué giros tiene.

TÉCNICAS DE MEMORIZACIÓN PARA ACTORES

El proceso de memorización es sencillo: ir aprendiendo frase por frase. Una vez que hayas aprendido la primera línea, aprende la segunda línea. Entonces prueba ambas. Si puedes recordar, cómodamente, ambas frases, pasa a la tercera línea y luego intenta las tres. Continúa de esta manera hasta que aprendas la escena completa o el monólogo.
No obstante, hay actores o actrices a los que este proceso les parece complejo cuando se trata de textos muy largos. Para ello puedes utilizar estas técnicas:

DIVIDIR EL TEXTO

Puede que ver guiones largos te provoque cierto agobio. Para ello te puede ayudar el separar el texto en bloques o partes más pequeñas.
Como ya hemos dicho antes, fíjate en cómo está escrito el texto (párrafos, separaciones, pausa…) Los bloques o partes tienen que tener un sentido para ti, ya sea por la estructura, por que se cambie de información, porque el personaje utiliza una estrategia distinta…

REPETIR EN VOZ ALTA

Si estudias mentalmente las frases sin decirlas en voz alta, puede que cuando las tengas que verbalizar delante de otro compañero, se te olviden. 
Una técnica para retener el texto es repetirlo de forma rápida en voz alta sin tener en cuenta los signos de puntuación. Una vez tras otra. Si te equivocas en la mitad, vuelve a empezar. No puedes parar hasta que te salga del tirón sin pensar en él. Pero ojo, no debes fijar las entonaciones ni formas de decir concretas. Estúdialo de forma neutra, como si se tratara de la tabla de multiplicar.

IMÁGENES VISUALES

Cuando hablamos, constantemente, estamos pensando y visualizando imágenes mentales. Si has dividido anteriormente el texto en bloques más pequeños, te puede ayudar el describirte una partitura de imágenes de lo que va sucediendo en la historia para acordarte y unir los bloques. Además, puedes utilizar el texto también de forma visual, con distintos colores y formas señalando las palabras claves que diferencian una parte de otra.
Si hay partes que te cuestan más, o que siempre se te olvidan, las puedes resaltar de forma más llamativa que el resto, para que de un solo golpe te fijes y te ayude a recordarlas.

AYUDA DE UN COMPAÑERO

    • Si se trata de un monólogo: recita el texto aprendido en voz alta a otro compañero, el cual, deberá comprobar que lo estás diciendo correctamente o corregirte. Esta es una forma de consolidar el texto.
    • Si se trata de una escena: la ayuda de otro compañero para darte las réplicas del otro personaje, es fundamental para que asimiles las frases del otro y el momento en el que deben ir las tuyas. Una vez tengas, perfectamente claras sus frases y las tuyas, sin pensarlas, entonces podrás ser libre para dejarte llevar en escena y jugar.

ESCRIBIR EL GUIÓN EN BLANCO

Si tienes una escena y no dispones de ayuda, puedes utilizar la técnica de escribir en un folio todas las réplicas del otro personaje, dejando en blanco el espacio en el que se supone que van tus frases. De esta manera, irás leyendo su parte y te obligarás a recordar tu parte.

GRABACIONES

Se trata de seguir la técnica anterior pero en lugar de escribir en un folio las frases, se utiliza una grabadora. Puedes grabar el diálogo entero para ir escuchándolo en cualquier momento y así ir reteniéndolo. O puedes grabar sólo las partes del otro personaje dejando las pausas necesarias donde irían tus frases.

PONER EN ACCIÓN: MOVERSE

Realizar acciones cotidianas (ducharse, limpiar, doblar la ropa, hacer ejercicio, caminar…) ayuda a poner en acción el texto y de ese modo a fijarlo. Verás, que al principio te cuesta concentrarte, pero poco a poco, te irá viniendo y verás cómo eres capaz de hacer distintas cosas a la vez.

MÉTODO DEL ACRÓNIMO

Esta técnica suele utilizarse para monólogos. Consiste en escribir en un folio en blanco la primera letra de cada palabra de tu texto incluyendo los signos de puntuación.

Esta técnica sirve como un recordatorio sutil de cuál era la palabra original y así crear un pequeño puente en nuestra memoria. Hay que tomarse tiempo desde el principio y hacer todo lo posible por no consultar el guion original.
Hay que tomarse el tiempo que sea necesario para recordarlo, trabajando línea por línea. Y continuar hasta que puedas pronunciar el discurso sin esfuerzo solo con las letras.

CONSEJOS PARA MEMORIZAR TEXTOS DRAMÁTICOS

    • ANTES DE DORMIR: memorizar los textos o hacer un repaso antes de acostarte, ayuda al cerebro a procesar toda esa información nueva que le has metido y memorizar mejor.
    • DESCANSAR: si te saturas o agobias después de estar bastante rato memorizando, haz descansos para no bloquearte. Puedes hacer un gran esfuerzo en memorizar lo máximo posible y luego olvidarlo porque realmente no estás prestando toda la atención por cansancio.
    • RUTINA: si eres de los actores o actrices a los que les cuesta memorizar, debes coger la rutina de estudiar textos habitualmente. Si no lo haces te creará un estrés cada vez que lo tengas que hacer, sobre todo si te han llamado para un casting de un día para otro. 
    • TRABAJO PREVIO: debes acudir a cualquier curso, casting o ensayo con los textos memorizados perfectamente. El periodo de memorización es un trabajo previo del actor o actriz, no un trabajo que se hace sobre la marcha, ya que sin el texto memorizado no se puede ser libre para experimentar, jugar y dejarse llevar por el personaje.
TÉCNICAS PROFESIONALES PARA MEMORIZAR TEXTOS COMO ACTORES
×