Cómo crear un personaje como actor

Todos los consejos y metodologías de actuación, se basan en gran medida en una serie de influencias: entrenadores y coaches de actuación, libros de métodos, experiencias personales y consejos de otros actores, profesores y directores. Y como ocurre con todos los métodos de formación actoral, debes utilizar lo que funcione para ti y desechar el resto. No hay una forma establecida de cómo actuar. Esto es lo más importante cuando se trata de refinar y desarrollar tu proceso de actuación. 

Dicho esto, creemos que la manera más honesta de crear un personaje es a través de uno mismo. Como decía Marlon Brandon: “El personaje más auténtico es el que nace del propio actor”.  Y razón no le faltaba. Por ello vamos a desglosar un ejemplo de proceso de trabajo centrándonos en dicha creación.

1. guion

Hay veces que antes de leer un guión, te dan una biografía general o detallada del personaje que vas a interpretar, la cual te ayudará a entenderlo y empatizar con él. La vida y la experiencia marcarán la personalidad del mismo, es por eso que tenemos que basarnos en esto para empezar a entender a nuestro personaje y defenderlo.  En otras ocasiones el actor tiene la total libertad de crear una biografía basándose en el texto. Pero ¡ojo! no se trata de inventar la historia que nosotros queramos o nos venga mejor, sino que debemos crear a partir de todos los datos que nos aporte el texto, de cómo esté escrito, la manera de expresarse del personaje…

¡ Lee la obra tanto como puedas! Ten un bloc de notas a mano y escribe cualquier cosa que se relacione con tu personaje o cualquier cosa que te parezca interesante: todo lo que tu personaje dice sobre sí mismo, todo lo que tu personaje dice sobre cualquier otra persona,  todo lo que otros personajes dicen sobre tu personaje y todos los hechos sobre tu personaje. Recuerda nunca juzgar su carácter.

2. Análisis

Para analizar a fondo la historia y a tu personaje debes hacerte muchas preguntas. La primera de ellas sería ¿Cuál es el propósito de la obra? ¿Qué intenta decir? Y una vez que entiendes la obra en la que te encuentras, tienes que averiguar cuál es la función de tu personaje y por qué el escritor lo puso en la obra. Para ello deberás analizar:

    1. ¿Quién es tu personaje? (carácter, personalidad, antecedentes, estado de ánimo actual…)
    2. ¿Cuál es su objetivo en escena y por qué?
    3. ¿Con quién habla en escena y qué relación tiene con esa persona?
    4. ¿Qué obstáculos le plantea esa persona y por qué?
    5. ¿En qué lugar se encuentran, qué hacen y por qué?

Una vez que tengas muy clara la vida del personaje, deberás realizar una “primera lectura” del guion. En este primer contacto, notarás que ya empiezas a empatizar por momentos con tu personaje y sutilmente irás conectando con él. 

Posteriormente, tendrás que hacer una nueva lectura donde analizarás a fondo las estrategias e intenciones de tu personaje para conseguir su objetivo a lo largo del monólogo o escenas. Se trata de encontrar y definir la partitura de acciones que llevará a cabo para conseguir su objetivo y que implicarán un cambio de situación. 

3. Creación del personaje partiendo de ti mismo como actor

Basándote en el texto debes preguntarte ¿Cómo me comporto yo en la misma situación y con la misma intención que el propio personaje ante ese conflicto? La respuesta a esta pregunta la encontrarás en escena. Dejarte llevar haciéndole caso a tu intuición te llevará a una creación honesta. Esto no quiere decir que no se arriesgue, ya que encontrarás matices tanto físicos como psíquicos que completarán a tu personaje.

“Actuar no consiste en ser alguien diferente. Consiste en encontrar la semejanza en lo que es aparentemente distinto y luego encontrarme a mí en ello”. Meryl Streep.

Trabajando a partir de ti mismo dotarás al personaje de una veracidad auténtica y real. Como actor has nacido con todos los sentidos, con todos los sentimientos y todas las intuiciones aunque muchas de ellas hayan sido guardadas bajo capas debido a las exigencias de la cultura y el entorno. Es tarea tuya liberar todas esas capas y aceptar que como actor puedes ser todas las cosas.

“ Tenemos que aportar al papel las partes de uno mismo que son congruentes con lo que está escrito, de manera que trabajemos a partir de nosotros mismos en todo momento, no a partir de alguna persona imaginaria en cuya piel se esfuerza por entrar. No obligues al personaje a entrar en ti, encuentra al personaje en tu interior”. Tony Barr.

4. Ensayos

¡Es hora de jugar, de experimentar! Es momento de estar en el aquí y ahora del personaje y la escena. Todo lo que diga o haga tu personaje es para provocar o modificar algo en la persona con la que habla. Y todo lo que dice o hace la otra persona debe modificar en algo a tu personaje. Es como un juego, un duelo entre ambos personajes, y por tanto, debes estar pendiente al 100% de cualquier reacción que tenga el otro personaje para poder celebrar tus victorias cuando estés consiguiendo tu objetivo o seguir peleando para conseguir la victoria. Todo este proceso generará el arco dramático, la curva que dibujará la evolución experimentada por el personaje a lo largo de la escena, monólogo u obra. El personaje siempre debe transformarse a lo largo de la escena como consecuencia de las experiencias que vive en la historia con la persona con la que habla. Y para que estas experiencias sean auténticas y orgánicas, deberás trabajar a fondo la escucha activa con el compañero, ya que si no escuchas de verdad lo que sucede en escena con él, no recibirás los impulsos reales que te provoquen y te afecten de verdad y por consiguiente, tus reacciones y estrategias no serán creíbles.

Si te centras en todo esto conforme vayan pasando los ensayos, la evolución y el arco del personaje estará cada vez más definido, determinarás los lugares seguros a nivel emocional por donde tienes que pasar y ganarás la confianza suficiente para estar preparado.

5. Puesta en escena

Llegados a este punto deberías ser consciente de lo que está funcionando en los ensayos y de adónde debes ir pero no fijes nada para que todo se mantenga vivo en escena. A diferencia de ello, busca siempre tus impulsos y sigue descubriendo cada vez más detalles, tanto con tu texto como con tu personaje.

Queremos recordarte que no puedes ser otra persona, no dispones del instrumento de otra persona, dispones del tuyo. Aprovéchalo. Hoy en día se quiere ver a una persona real reaccionando ante una situación extraordinaria de manera extraordinaria, única. No hay dos personas iguales en el mundo, por lo que hay que confiar en uno mismo para utilizar esto con verdad e imaginación. Tienes que encontrarte a ti mismo dentro del papel. Dentro de ti existen cientos de personas distintas que emergen a la superficie cada día (múltiples aspectos de tu persona, diversos matices de tu personalidad…) Cambias de identidad un centenar de veces al día condicionada por las circunstancias, por las relaciones que tienes con los demás, por el tipo de situación que vives y por la ropa que llevas.

Si has hecho todo el trabajo previo con honestidad partiendo de tu propia experiencia, tus emociones e intenciones auténticas y reales puedes estar tranquilo que solo te queda vivirlo y disfrutarlo cada vez que griten “acción” o te subas a un escenario.

Domina este método de actuación con Selftapeando

La actuación no es algo que se domine en unas pocas semanas o incluso en unos meses. Muchos de los conceptos mencionados aquí pueden tardar años en asimilarse. Actuar no es diferente a cualquier otra forma de arte. Requiere práctica y trabajo duro para tener éxito, por lo que el entrenamiento y la formación actoral es imprescindible. Con el tiempo, aprendes instintivamente a hacer de forma natural todo lo que se comenta anteriormente. Pero como se ha dicho una y otra vez, los mejores actores son los que trabajan más duro. ¡Tienes que ser detective! Busca constantemente más información y detalles en el texto y en tu personaje. Puedes realizar tu formación actoral online con Selftapeando.
Nosotros podemos ayudarte en este proceso con nuestro curso de “Creación de personajes partiendo de uno mismo” impartido por Pedro Moreno. Si quieres aprender este método de actuación contáctanos.

CÓMO CREAR UN PERSONAJE COMO ACTOR

Suscríbete a nuestra newsletter para mantenerte informado de todo nuestro contenido de interés para tu carrera artística

×