DIFERENCIAS ENTRE DRAMA Y COMEDIA

El drama y la comedia son los dos grandes géneros por excelencia, por lo que aprender a dominarlos es fundamental en nuestra carrera profesional como actores. Y como son muchas las diferencias a la hora de interpretar el drama y la comedia, vamos a intentar darte una guía práctica para ello, después de entender cada uno de ambos géneros.

¿QUÉ ES EL DRAMA?

El término “drama” viene del latín y significa “hacer, actuar”. En sus orígenes el término drama era utilizado como “obra dramática, obra teatral, representación artística…” y, por tanto, englobaba los distintos géneros que había: drama y tragedia. No obstante, con el paso de los años y el desarrollo y evolución del teatro, el drama pasó a ser considerado como un género dramático más, que se caracterizaba por la representación de temas delicados, conflictivos, serios; dónde los protagonistas no tenían por que terminar necesariamente en un desenlace fatal como sucedía en la tragedia.

Ejemplos de obras teatrales dramáticas: El zoo de cristal, Casa de muñecas, La gaviota, Un tranvía llamado deseo…

En cine y televisión se trata de un género dónde los personajes se enfrentan a distintos conflictos, tratados en un contexto y tono serio, con posibles finales dolorosos, que atacan la sensibilidad del espectador, provocando, a menudo, tristeza y emoción.

Ejemplos de películas dramáticas: El pianista, La vida es bella, Big Fish, Crash, American History X…

Ejemplo de monólogo dramático de la actriz Luciana Barrenechea.

¿QUÉ ES LA COMEDIA?

La comedia junto con la tragedia, es una de los géneros dramáticos más antiguos que existe. Ambos tienen su origen en la antigüedad clásica, en Grecia, dónde se originó el teatro. Aparecieron como resultado de la evolución de los cantos que se hacían a Dionisio (Dios de las festividades, la danza, el teatro, los excesos y los placeres). 

Mientras que en la tragedia se tocan temas muy graves dónde el protagonista casi siempre se enfrentaba a un destino fatal, la muerte (Antígona, Edipo Rey, Medea…), en la comedia se tratan historias construidas a partir de la sátira, la ironía, la parodia… con final feliz para divertir y hacer reír al público.

TIPOS DE COMEDIA:

Hay muchos tipos de comedias según la trama y la tipología de los personajes:

    • Comedia clásica/antigua/ griega: comedia original, como ya hemos dicho, que se caracterizaba por poner en escena situaciones habituales de la vida cotidiana de los habitantes, trabajadas desde la burla para satirizar aspectos sociales. Eran representadas únicamente por actores (las mujeres no podían) y utilizaban máscaras.
      Ejemplos: Lisístrata, Las avispas…
    • Comedia del arte: tiene su origen en Italia y se trataba de farsas de la Edad Media. Se caracterizaba por trabajarse a partir de improvisaciones (tenían una serie de frases o bromas sobre las que construían los personajes) y por la utilización de máscaras muy concretas para cada personajes (fáciles de identificar para el público).
    • Comedia de  enredos, de situación (Sitcom): Varias historias se entrelazan sin querer, dando lugar a malos entendidos entre los personajes, generando así situaciones muy graciosas. En la televisión es un género muy conocido, y se caracteriza por estar representado en los mismos espacios (identificables por el público) y los mismos personajes.
      Ejemplos: La que se avecina, Aida, Friends, Cómo conocí a vuestra madre…
    • Comedia física (slapstick): comedia de argumento sencillo construida a través de bromas exageradas, gags visuales (accidentes, caídas, golpes… sin consecuencias reales de dolor) y sonoros (ruidos, onomatopeyas…)
      Ejemplos: Tiempos modernos de Charles Chaplin.
    • Comedia negra o ácida: se tratan temas tabú para la sociedad (la muerte, el suicidio, enfermedades…) de forma graciosa.
      Ejemplos: Shameless, After Life, Atípico…
    • Parodia: consiste en la imitación, exageración, burla, caricaturización de alguien o algo.
      Ejemplos: Casino Royales, El jovencito frankestein, Los Simpson…
    • Surrealista (humor absurdo): se crea a través de situaciones disparatadas, irracionales, incoherentes, absurdas, imprevisibles… para causar gracia en el espectador.
      Ejemplos: Picnic, Esperando a Godot…
    • Comedia romántica: encuentros y desencuentros amorosos con toques de humor, con final feliz.
      Ejemplos: Pretty Woman, Love actually, Algo pasa con Mary…
    • Comedia musical: original de Broadway, que mezcla diálogos, con canciones, música y bailes para narrar  historias con argumentos sencillos.
      Ejemplos: Mamma mia, Grease, La La land…

Ejemplo de monólogo cómico de la actriz Alejandra Fabón.

DIFERENCIAS PARA INTERPRETAR DRAMA Y COMEDIA

Antes de empezar con las diferencias para interpretar drama y comedia, hay que tener en cuenta que la comedia hay que interpretarla con la misma verdad que el drama, es decir, no hay que intentar hacerse el gracioso. Las historias que viven los personajes en la comedia, son en realidad dramas para ellos, y ahí es donde reside la gracia.

    • ENERGÍA: En el drama los actores necesitan un grado de intimidad ya que los temas a tratar de sus personajes suelen ser delicados, emotivos, con cierta gravedad y dolor, cosa que hace que la energía sea más bien baja y pausada para relatar lo que les ocurre. Mientras que en la comedia, las escenas son más dinámicas y, por tanto, necesitamos darle a los personajes un alto nivel de energía tanto física como vocal.
    • RITMO: en los dramas los personajes se toman más tiempo para reflexionar sobre aquello que les sucede, es decir, necesitan procesar aquello que les está sucediendo, tanto internamente como con el otro personaje con el que hablan. Sus emociones llevan una progresión a lo largo de las escenas y por tanto necesitan transitar ese tiempo, interiorizarlo, de manera que el ritmo es más lento. Y, por el contrario, en la comedia los procesos de pensamiento y reflexión se hacen mucho más rápido, dando lugar a un ritmo más continuo.
    • PAUSAS: en el drama se utilizan pausas dramáticas para valorar las consecuencias de lo que está sucediendo, afectando las emociones y sentimientos de los personajes. Y en comedia se reducen los silencios, cosa que no debe ser entendida como “correr o decir los textos deprisa”. Lo que sucede es que no se interiorizan tanto las consecuencias de las acciones, son menos graves, y por tanto se aporta ligereza.
    • REACCIONES: en los dramas las reacciones de los personajes son muy naturales, sutiles, con mucha verdad. Mientras que la comedia se basa, en gran medida, en las reacciones de sus personajes. La comicidad se encuentra en las expresiones, en los gags visuales que suelen ser más exagerados, conservando siempre  la verdad de lo que se dice y hace.
    • EMOCIONES: mientras que en el drama las emociones son dolorosas y con peso, en comedia hay que trabajar con emociones más externas y ligeras porque sino nos llevarían al drama (el odio, por ejemplo, se puede trabajar en comedia desde la frustración).
    • ACCIONES FÍSICAS: Normalmente, se tiende a pensar que ante la cámara hay que hacer los menos movimientos posibles y esto se convierte en la aparición de cuerpos sin vida, sin expresión. Es un error pensar que en cámara no hay que moverse, y sobre todo, en los dramas, ya que es donde debemos ser capaces de comunicar, expresar y transmitir el estado de ánimo de nuestro personaje. Y, por supuesto, en la comedia mucho más, ya que la actividad sirve para resaltar los gags de los personajes, haciendo más divertidas las situaciones.
    • CREACIÓN DE PERSONAJES: en los dramas los personajes se crean de una manera más interna y emocional trabajada desde su línea de pensamiento.  Mientras que en la comedia se crean de una manera más externa, resaltando su comportamiento y actitud.
    • PLANOS: los espectadores en los dramas desean meterse de lleno en el interior de los personajes, y eso lo consiguen a través de los ojos de los actores, por lo que se suelen utilizar planos más cortos (primeros planos). Y, por el contrario, en las comedias se usan planos más amplios (planos medios) para ver su totalidad, cómo se comportan, cómo se expresan y se relacionan entre ellos y el espacio.

¿QUÉ ES LA DRAMEDIA?

La dramedia es un término que se utiliza, sobre todo en cine y televisión, para designar a las producciones que combinan drama y comedia. Aunque parezca que se trate de un término bastante reciente, realmente, esta combinación de elementos dramáticos y cómicos en una obra existe desde la antigüedad clásica con las llamadas tragicomedias. Se trataba de obras dónde los personajes se enfrentaban a varios obstáculos, muchas veces absurdos, que tenían que resolver y dónde la utilización de elementos cómicos y la risa era la única salida a esa existencia absurda y trágica.


Ejemplos de tragicomedias en el teatro: La celestina, Fuenteovejuna…

Ejemplos de dramedias en los medios audiovisuales: Dead to me, La casa de las flores…

 

Con la “aparición” de este nuevo término en nuestra época, ya no tenemos excusas como actores para aprender a dominar ambos géneros. Desde Selftapeando te animamos a enfrentarte al gran reto de investigar ambos géneros y aprender a trabajarlos hasta que te sientas cómodo interpretándolos. 

DIFERENCIAS ENTRE DRAMA Y COMEDIA
×