EL PÁNICO ESCÉNICO

¿Te ha pasado que estás en medio de una escena o de un casting y los nervios se apoderan de tu cerebro?

¡Pues déjalos venir! La lucha contra los nervios es lo que nos mete en problemas, debes aceptarlos para dejar de tener pánico escénico. Si al sentirte nervioso concentras toda una energía en luchar contra ellos y en intentar detener ese sentimiento, más te vas a desconectar del momento presente y de lo que tu personaje necesita. En cambio, si aceptas que los nervios están ahí y luego te concentras en la escena, te sorprenderá cómo las cosas pueden desaparecer cuando no les prestas atención.

Los nervios van a llegar. ¡Ellos son los que nos hacen humanos! Sin embargo, no tenemos que desperdiciar nuestra energía luchando contra ellos. Cuanto más practiques aceptar los nervios y seguir adelante, más seguro empezarás a sentirte. 

La CONCENTRACIÓN y la RELAJACIÓN pueden ayudarte mucho a gestionar los nervios para superar esa sensación tan angustiosa que provocan.

¿QUÉ ES EL MIEDO ESCÉNICO?

El miedo escénico, también conocido como pánico escénico, es un estado de ansiedad que se da al tener que hablar, actuar, cantar… ante un público, reduciendo de esta manera la capacidad para comunicarse. En la mayoría de los casos, se da por el miedo a hacer el ridículo o al pensar en las posibles críticas del público.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL MIEDO ESCÉNICO?

Los síntomas más comunes del pánico escénico son los siguientes, aunque pueden variar en cada persona:

  • Exceso de pensamientos negativos que suelen terminar provocando dolor de cabeza.
  • Dolor de estómago y ganas de vomitar.
  • Sudoración, escalofríos.
  • Ganar de salir corriendo y huir.
  • Incapacidad para concentrarse.
  • Dificultar para respirar.

¿POR QUÉ TE DOMINAN LOS NERVIOS?

Estar nervioso o sentir miedo escénico es algo común en los actores y puede llevar a un estado de angustia.
Los nervios pueden dominarte por varios motivos:

  • Cuando el deseo de triunfar es superior al de implicarte totalmente en la vida del personaje. Expectativas demasiado altas.
  • Cuando no tienes confianza ni seguridad en ti mismo y dejas que el miedo y el sentimiento de fracaso anule tu placer por actuar.
  • Cuando no te has preparado a fondo tu personaje ni has ensayado lo suficiente y se apodera de ti la inseguridad.

EL PÁNICO ESCÉNICO SEGÚN LA INTERPRETACIÓN

MIEDO ANTE LA CÁMARA O EL PÚBLICO

¿DÓNDE CREES QUE EMPIEZA LA VIDA DE TU PERSONAJE EN EL ESCENARIO O ANTE LA CÁMARA?

Si crees que empieza justo cuando ya estás en ese escenario o frente a la cámara, los nervios previos a la entrada serán más fuertes que tú y te dominarán.
Para superar el pánico escénico debes fijar tu atención en las CIRCUNSTANCIAS PREVIAS de tu personaje, en el cómo has llegado hasta ahí, de dónde vienes, qué estabas haciendo, dónde estás ahora y qué haces ahí, adónde te diriges y qué quieres hacer allí.
Si sigues esos pasos estarás concentrado en el momento presente de tu personaje y los nervios no se adueñarán de ti.

Cuando los ENSAYOS han sido exhaustivos y dominas plenamente el papel, los nervios no pueden destruirte nunca, confía en ello.
Si has ensayado correctamente tu escena o monólogo, estás en sintonía con las necesidades de tu personaje, has particularizado su contexto y su entorno, has definido tu relación con los demás, y has seleccionado los sentidos apropiados para activarlos y estás alerta ante lo que ocurre dentro de ti, es decir, te implicas en los conflictos concretos de la escena, significa que estas en ACCIÓN. No tendrás que preocuparte por lo que estás pensando. Tus pensamientos estarán vivos, interactuarán con todo aquello que está relacionado con lo que das y recibes.

Sin embargo, cuando tus objetivos y tu conducta son rutinarios, cuando el conflicto no es patente; la concentración y atención suele dispersarse.

MIEDO EN UN CASTING

Sentimos miedo escénico ante un casting por las altas expectativas que nos creamos. Un casting es simplemente una oportunidad más para actuar, para hacer lo que más te gusta, tu pasión.
No te concentres en el resultado, escucha y mantente en el PRESENTE.
Tu diálogo interno te vuelve en tu contra, no compres tus propios pensamientos negativos. Tus nervios nunca se irán, acéptalos, son una señal de que te preocupas y quieres el papel.

Y de nuevo, vuélvete a concentrar en las circunstancias previas de tu personaje, él es el único que importa en este momento.

Tampoco olvides, que los directores de casting están buscando a la persona que más se ajusta al perfil que necesitan, no al mejor. Limítate a hacer un ensayo más, a representar esa separata un día más, poniendo en práctica todo lo que has analizado y ensayado previamente. Un día de casting es un día de trabajo más. Da el máximo como actor o actriz y olvídate de tus pensamientos negativos y limitantes. Conéctate con la vida del personaje.

PREPARARSE ANTES DE UN CASTING, GRABACIÓN O FUNCIÓN TEATRAL

Prepararse antes de un casting o ante un trabajo actoral profesional es fundamental para tratar el pánico escénico y aprender a gestionar los nervios. Estar preparado te ayudará a sentirte seguro. Te damos unos consejos para ello:

  • Análisis y ensayos: Es imprescindible un análisis de texto y personaje a fondo. Saber por qué tu personaje está aquí, de dónde viene, qué le pasa y qué quiere conseguir es importantísimo. (Puedes visitar nuestro post sobre el análisis de texto o guion)
  • Calentamiento: Calienta tu voz y tu cuerpo antes del casting, grabación o función. Haz todo aquello que te sirva a ti, olvídate de lo que suceda a tu alrededor.
  • Piense en ello como una oportunidad para actuar. Estás haciendo lo que más deseas.
  • Recuerda por qué estás aquí: No prestes atención a tus pensamientos negativos y limitantes. Estás en este casting porque te han seleccionado para verte, ya hay algo de ti que les ha gustado al ver tu material. O estás ella en este proyecto profesional porque has pasado un casting y confían en ti, les gustas. Te lo mereces, confía en ti.
  • Meditar: Recomiendo esto como un hábito diario, pero hacerlo 5 minutos antes de la audición te centrará.
  • Conecta con el personaje: justo antes de empezar debes conectar con las circunstancias previas de tu personaje. Vas a entrar en escena, piensa de dónde viene tu personaje, qué le acaba de suceder y qué estado de ánimo tiene. Si focalizas toda la atención en esto, el resto del mundo desaparecerá y conectarás con el presente del personaje. Estarás en el aquí y ahora.

ERRORES MÁS COMUNES QUE NOS IMPIDEN SUPERAR NUESTROS MIEDOS

  • Conectar con el futuro: pensar en el qué dirán, qué pasará después de la función, casting…
  • Dejarse llevar por los pensamientos negativos: “no valgo para esto” “no me cogen porque no soy bueno”, “es un sueño imposible”, “siempre cogen a los mismos” …
  • Compararse con el resto de actores y actrices.
  • El perfeccionismo. El perfeccionismo es un bucle, un sistema obsesivo, debilitante que no deja avanzar y hace que te atasques. El perfeccionista nunca está satisfecho.

COACH EMOCIONAL EN SELFTAPEANDO

Los miedos, la ansiedad, el estrés, las críticas, las presiones, los fracasos pasados, la inestabilidad emocional y las inseguridades merman de forma continua nuestro rendimiento como actores provocando una interpretación muy por debajo de nuestras capacidades reales.

Por ello, en Selftapeando proponemos un proceso de coaching emocional online, de entre tres y cinco meses de duración, donde nuestra coach realiza unas sesiones enfocadas a cambiar, mejorar y a desarrollar el potencial del artista.

El artista tendrá un espacio de escucha, cuidado y acogimiento donde poder revisar sus miedos, angustias, creencias, y cualquiera de las crisis propias de la vida. Un camino de autoconocimiento y desde el autocuidado, para lograr desplegar el potencial de su Ser y donde descubrirá los valores, capacidades, habilidades, recursos y herramientas que viven en él o ella, para su evolución personal.
Consiguiendo así proyectar su vida hacia el éxito Personal y Profesional.

(Puedes visitar aquí, nuestro servicio de coaching emocional)

CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE TENER UN COACH EMOCIONAL ANTE EL MIEDO ESCÉNICO

Trabajar con una coach emocional ayuda a superar de forma efectiva y permanente las principales barreras a las que se enfrenta el actor y la actriz diariamente. Vencer los miedos es una de las principales tareas a superar para sentirse libre de expresar su pasión y arte.

Entre sus beneficios se encuentran:

  • Dominar tu diálogo interno negativo ante las incertidumbres.
  • Optimizar las capacidades artísticas en audiciones, ensayos, castings… 
  • Desbloquear las emociones almacenadas en el inconsciente como estrés, los nervios, falta de motivación y mala gestión del tiempo. 
  • Superar sus límites, barreras autoimpuestas y emociones bloqueantes como desmotivación, vergüenza, pereza, perfeccionismo, envidia y competitividad. 
  • Dominar las inseguridades que impiden la correcta interpretación artística.
  • Aumento de la creatividad ante los nuevos retos.
  • Mayor capacidad de autocontrol e inteligencia emocional, trabajando una autoestima sana.
  • Gestionar y superar las críticas hacia tu trabajo. 
EL PÁNICO O MIEDO ESCÉNICO
×